65 Aniversario |

>> Un día como hoy de 1952, fallece Eva Duarte de Perón, víctima de un cáncer terminal. De esta manera ingresa a la inmortalidad como “Evita” líder y representante de los sectores más carenciados del país, luchadora incansable de los derechos del trabajador y de la mujer

La hija más amada de una gran parte de los argentinos cierra sus ojos a las 20:25, un 26 de Julio de 1952 a los 33 años de edad. En 1951 Eva fue diagnosticada con cáncer de útero, un año después con la enfermedad ya avanzada deja este mundo y con ello a un pueblo que la admira, llora y aclama.

Evita se convirtió en una de las figuras más queridas por el pueblo argentino, tanto fue así que su funeral duró 15 días y  por el que desfilaron centenares de personas que provenían de diferentes partes de la República Argentina. “Evita”  fue una de las más grandes líderes políticas de nuestra Nación con un gran espíritu de acción social.

En su labor, Evita contruyó hospitales, escuelas, asilos. Otorgó becas y planes de ayuda social para los sectores más precarizados y luchó por los derechos del trabajador. Pero en una de sus más recordadas hazañas consiguió que se sancione en 1947 la ley de sufragio femenino, y empoderó a la mujer, logrando así la igualdad política y social entre mujeres y hombres.

El cuerpo de Evita fue embalsamado y ubicado en la Confederación General del Trabajo (CGT) allí se mantuvo hasta que en 1955 la Dictadura militar lo sustrae y profana. Los restos de Eva Duarte de Perón estuvieron perdidos por casi 15 años y retornaron al país en 1974. Hoy descansan en el cementerio de la Recoleta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here